Sintetizador

El sintetizador es un instrumento musical de los llamados electrónicos

Instrumento musical de teclado perteneciente a la familia de los electrófonos.

Forma

La generación del sonido en el sintetizador se produce de forma artificial mediante el uso de técnicas como la manipulación de corrientes eléctricas (sintetizadores analógicos), de una onda digital (sintetizadores digitales) o bien por medio del uso de computadoras.

Historia

Se tiene noticia de sintetizadores construidos en la década de los años veinte del siglo anterior, pero no fue hasta los años sesenta cuando comenzaron a popularizarse gracias a los experimentos llevados a cabo en los laboratorios de algunas universidades norteamericanas, entre otros, por Bob Moog. En un principio el sintetizador estaba asociado con la experimentación sonora de las vanguardias musicales; sin embargo, el gran éxito cosechado por Walter Carlos en 1968 con su grabación Bach electrónico (una adaptación al sintetizador de una selección de obras de Bach) dio a conocer este electrófono en todos los ámbitos musicales (rock, jazz, soul, etc.) y a partir de aquel momento se convirtió en uno de los instrumentos más populares.

Con la consiguiente aparición de un nuevo mercado, salieron a la palestra nuevos fabricantes: además de los modelos patentados por Moog, destacan los creados por las compañías japonesas Roland, Casio y Yamaha.

Un paso decisivo en la historia del sintetizador se vislumbró con las nuevas posibilidades que ofrecía la tecnología digital: el sintetizador no se limitaba a añadir sonidos novedosos, sino que era capaz de emular diferentes sonoridades conocidas (sintetizador multitímbrico), de manera que en un solo instrumento se podía reproducir prácticamente toda la orquesta.

El sintetizador es un instrumento perteneciente al grupo de los electrófonos

En 1983 surgieron los denominados MIDI, que permitían a diferentes marcas de sintetizadores comunicarse entre sí y grabar lo que se interpretaba en un aparato llamado “secuenciador”. Posteriormente, se desarrolló el sampler o muestreador, que presentaba la novedad de poder grabar sonidos reales y reproducirlos, de manera que hoy día es habitual el empleo conjunto de sintetizadores y samplers para reproducir cualquier tipo de sonido existente.