Dodecafonismo

Técnica musical (denominada asimismo atonalismo), basada en la ordenación serial de las doce notas cromáticas de la escala, creada por el compositor austriaco Arnold Schoenberg. La serie de doce notas, cuya forma se determina en exclusiva para cada composición, sirve como la base de referencia para toda la construcción de esa composición (a diferencia de la base diatónica de siete notas utilizada en la música tonal).

Características de la técnica dodecafónica

La música dodecafónica de Schoenberg, que surgió a comienzos de la década de 1920, fue una consecuencia directa de la crisis provocada por la disolución del sistema tonal tradicional en los primeros años del siglo XX. Las primeras composiciones del músico austriaco, aunque son aún tonales, reflejaron claramente el impacto de esta crisis: la base armónica triádica de la música, así como la distinción entre elementos diatónicos y cromáticos, quedó cada vez más oscurecida por la riqueza y la libertad de la escritura contrapuntística. En 1907, Schoenberg abandonó por completo el antiguo sistema tonal y escribió sus primeras obras atonales. En estas composiciones, se evitó cualquier tonalidad central, la tríada desapareció como la base de cualquier referencia armónica y todos los elementos de la gama cromática total se trataron con una importancia esencialmente idéntica. Lo que se conoce como el período atonal libre de Schoenberg incluyó sus obras post-tonales compuestas sin referencia a un sistema consciente, integrado, de control de alturas, y se extiendió hasta 1916, el año en el que aparecieron las Cuatro Canciones Orquestales op. 22.

Schoenberg había llegado a la conclusión de que resultaba necesario un nuevo sistema de composición, basado en la gama cromática completa, si es que los compositores querían ser capaces de continuar escribiendo obras instrumentales a gran escala que mostraran un grado de complejidad y de coherencia comparables al de la música tonal. Schoenberg desarrolló así gradualmente un nuevo sistema de composición basado en una ordenación de la escala cromática completa. Aunque la música escrita conforme a este sistema es también atonal, ya que no existe un centro tonal, recibió el nombre de dodecafónica para distinguirla de la música atonal “libre”.

En la música dodecafónica de Schoenberg, las doce notas de la escala cromática se ordenaban en una serie que proporcionaba la estructura básica de alturas para una composición dada y que constituía, por tanto, un elemento esencial de la concepción fundamental de la obra. Podía elegirse cualquier orden y en piezas diferentes se utilizaban normalmente ordenaciones diferentes; por lo común, el orden elegido poseía ciertas propiedades interválicas que deseaba explotar el compositor. Toda la estructura de alturas de la composición se derivaba, en consecuencia, de la serie, incluidas sus características melódicas, contrapuntísticas y armónicas.