Rap

    Música popular que consiste en la recitación de versos rimados sobre un fondo rítmico instrumental pregrabado o interpretado en vivo. El rap surgió a mediados de la década de 1970 en los suburbios de grandes ciudades estadounidenses, cultivado mayoritariamente por jóvenes de la comunidad afroamericana.

    En su formato original, este estilo musical estuvo emparentado con las creaciones en directo de los disc jockeys (DJ), quienes alternaban y mezclaban pequeños fragmentos de música grabada con la adición de bases rítmicas diversas (beat). Los intérpretes de rap, llamados raperos o MC (abreviatura de maestro de ceremonias), se inspiraron en estos ritmos para recitar sobre ellos sus letras rimadas a modo de poemas de denuncia y recreación crítica de las vicisitudes de la vida en los barrios urbanos más conflictivos de los Estados Unidos.

    Los contenidos de las letras de numerosas composiciones de rap abundaban en referencias muy explícitas a sexo, violencia y drogas. Este hecho provocó reacciones de protesta en ciertos estamentos de la sociedad y convirtió a los músicos raperos en símbolos de la transgresión artística y urbana. En paralelo a la música se desarrolló una estética del rap que reivindicaba los valores afroamericanos desde una perspectiva de crítica y denuncia social, aun sin descuidar la expresión de los sentimientos y las reflexiones profundas. La letra, la dicción y el dialecto se significaron como rasgos distintivos de la calidad y el interés de estas composiciones.

    Como antecedentes de este género pueden citarse las diversas formas de música popular afroamericana de marcada base rítmica, desde el blues y el jazz hasta el estilo disco y el hip-hop, una corriente más amplia en la cual suele encuadrarse el rap. También se aprecian vestigios del ska, el reggae y otros influjos de la música caribeña, en particular de las melodías deliberadamente monótonas recitadas sobre fondo rítmico y propias de Jamaica conocidas por toasts. Las ciudades de Nueva York y Filadelfia pueden considerarse cunas del rap y, en los inicios de esta música, acogieron un estilo de «réplicas de batalla», puntualmente acompañado de enfrentamientos personales entre los músicos y agresiones físicas entre sus seguidores.

    La rápida popularidad alcanzada por el rap en públicos adolescentes y jóvenes conllevó una evolución progresiva del género hacia formas híbridas y más comerciales. Mientras numerosos grupos pugnaron por conservar la esencia del estilo, desde mediados de los años ochenta del siglo XX aparecieron grupos e intérpretes que introdujeron referencias de otras fuentes y culturas. En ese periodo aparecieron los primeros raperos de etnia caucásica, algunos de gran éxito comercial, como Eminem.

    El rap ha permeado en los últimos años a otros muchos estilos de la música popular. Además de su reconocida importancia para las diversas corrientes del hip-hop, su influencia se ha dejado sentir en multitud de grupos y bandas de rock, punk, jazz, pop y música electrónica y se ha extendido a numerosos lugares del mundo con intérpretes y estilos autóctonos.