Carlos Gardel

    Carlos Gardel

    Carlos Gardel (centro) con algunos de sus músicos.

    Carlos Gardel

    Carlos Gardel (1890-1935), cantante argentino considerado como el mejor intérprete del tango, gracias a lo cual alcanzó renombre internacional.

    Según algunos estudiosos, Gardel provendría de Francia (habría nacido, con el apellido de Gardés, en Toulouse en 1890), aunque otros sitúan su origen en Uruguay. Sea como fuere, muy pronto se trasladó a la Argentina, donde a temprana edad se inició en el mundo de la interpretación, actuando en los cafés de los suburbios de Buenos Aires. Su personal estilo lo lanzó a la fama y en pocos años se convirtió en el auténtico renovador del tango, ya que la actividad artística de Gardel no se limitó al canto, sino que abarcó también la composición: a su pluma se deben tangos tan famosos como Mi Buenos Aires querido, Melodías de arrabal, Arrabal amargo o Volver.

    Al coincidir en el tiempo con el despegue de la industria discográfica, tuvo la oportunidad de realizar una serie de grabaciones que se difundieron en todo el mundo y este prestigio contribuyó a que fuera contratado como actor en la época de las primeras películas sonoras: Luces de Buenos Aires (1931), El tango en Broadway (1934) o El día que me quieras (1935).

    El peculiar estilo de Carlos Gardel, sensual y desgarrado, marcó para siempre la forma de interpretar el tango, que no puede entenderse sin sus aportaciones, y contribuyó decisivamente también a la difusión y popularidad de este género en Europa durante las primeras décadas del siglo XX. Carlos Gardel murió en un accidente de aviación en la ciudad colombiana de Medellín el 24 de junio de 1935.