Fernando de Rojas

    Fernando de Rojas (h. 1465-1541), autor español célebre por su composición Tragicomedia de Calisto y Melibea, más conocida como La Celestina, obra fundamental dentro de la historia de la literatura española.

    Fernando de Rojas nació hacia el año 1465 en la Puebla de Montalbán, localidad de Toledo, en el seno de una familia de origen judeoconverso. Estudió derecho en la Universidad de Salamanca y, desde 1517, residió en Talavera de la Reina, donde se casó y fue suplente de alcalde mayor. Falleció allí el 2 de abril de 1541 y fue enterrado con el hábito franciscano, como miembro laico de la orden.

    Fernando de Rojas es conocido únicamente por haber escrito La Celestina, obra que se ha transmitido en dos versiones distintas: la Comedia de Calisto y Melibea, que consta de 16 actos, y la Tragicomedia de Calisto y Melibea, pieza teatral en 21 actos. La primera edición conocida de la Comedia es de 1499, en Burgos. Las siguientes fueron realizadas en Toledo (1500) y Sevilla (1501); de la Tragicomedia, en cambio, la edición más antigua que se conoce es de 1507, publicada en Zaragoza.

    La importancia de la obra radica en su carácter mixto entre novela y teatro y la caracterización de los personajes. En su contexto histórico y literario, debería interpretarse como una "comedia humanística", género creado en Italia en el siglo XIV y basado en la comedia clásica latina; reúne sin embargo elementos tanto teatrales (el diálogo continuo, los apartes) como novelescos (ritmo lento, parlamentos largos y recreación en el lenguaje), lo que ha llevado a la crítica literaria a calificarla de "novela", "teatro", "novela dramática" o "novela dialogada".

    Uno de sus principales aciertos reside en la creación de los personajes, principalmente el de Celestina. El autor describió con realismo sus diversas ocupaciones y su carácter vitalista, convirtiéndola en la protagonista de la obra. El predominio de esta figura sobre los propios Calisto y Melibea deja sin respuesta la cuestión acerca de la intencionalidad de la obra; mientras que para algunos expertos es de carácter moralizante, para otros, las tensiones que aparecen en el argumento y los diálogos no son sino el reflejo de la condición conversa del autor.